Cardiopatia Isquemica una complicacion de la Diabetes


La Cardiopatía Isquemica  es una enfermedad coronaria, en la cual se produce una lesión de las arterias coronarias(que que son las que proporcionan sangre y oxigeno al músculo cardíaco, miocardio), a causa de la arteriosclerosis que se va formando en el interior de las arterias, que es una acumulación de colageno, grasas y celulas inflamatoria( placas) provocando el estrechamiento (estenosis) e obstruccion impidiendo que el corazón reciba la sangre necesaria.

En la Diabetes cuando la producción de insulina es insuficiente , la glucosa se acumula en la sangre (hiperglucemia), dañando progresivamente los vasos sanguíneos (arterias y venas) y acelera el proceso de arteriosclerosis aumentando el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular temprana, extensa y especialmente agresiva ya que poseemos mayor incidencia de enfermedad de múltiples vasos y más extensión de la enfermedad en cada arteria,multiplicando por 3 el riesgo de muerte de causa cardiovascular, y el riesgo se multiplica por 12 cuando el paciente diabético tiene enfermedad coronaria,siendo mayor en las mujeres.

Se estima que alrededor del 60% de ellos la padecerían,tanto si: angina, infarto agudo de miocardio (así como sus complicaciones y la mortalidad posterior al infarto) y la muerte cardiaca súbita.

Por otra parte, la percepción de los síntomas en los diabéticos es diferente a la el resto de los individuos, existiendo entre ellos mayor incidencia de isquemia silente.
La duración de la diabetes es el factor predictivo más importante de cardiopatía isquémica. Por ello no es infrecuente en los pacientes diabéticos que iniciaron su enfermedad en la infancia o adolescencia que la enfermedad coronaria pueda aparecer en las tercera o cuarta décadas de la vida.Algunos estudios han señalado una mayor prevalencia de IAM anterior en diabéticos de menos de 60 años.

Existen tres tipos de cardiopatías isquémicas distintas:

  1. Infarto agudo de miocardio.Cuando la lesión u obstrucción es muy severa y grave que ocurre como consecuencia de la obstrucción de una arteria coronaria por un trombo. La consecuencia final de la obstrucción de la arteria es la muerte (necrosis) del territorio que irriga la arteria obstruida. La importancia del infarto de miocardio dependerá de la cantidad de músculo cardíaco que se pierda.Puede ocurrir en reposo y no remite espontáneamente.Es fundamental que la persona con un infarto llegue al hospital lo antes posible. Lo ideal es que reciba atención en el transcurso de la primera hora desde el inicio de los síntomas.  
  2. Angina de pecho estable. Aparece cuando se presenta dolor coronario debido a un nivel de esfuerzo constante durante largos períodos de tiempo. El dolor desaparece con el cese de la actividad y la administración de nitroglicerina.Es conocida como cardiopatía isquémica crónica.
  3. Angina de pecho inestable. Se desencadena igual que el infarto, pero en este caso no existe una oclusión completa de la arteria coronaria por el trombo y no se ha llegado a producir muerte de células cardíacas.Y se manifiesta en reposo por un dolor u opresión que empieza en el centro del pecho y puede extenderse a brazos, cuello, mandíbula y espalda. Es decir los síntomas son iguales a los del infarto, aunque generalmente de menor duración e intensidad. Esta angina debe ser tratada como una emergencia, ya que hay un elevado riesgo de producirse un infarto, una arritmia grave o una muerte súbita.


SINTOMAS
- Dolor recurrente en el tórax debido a isquemia.
- Opresión
- Tirantez
- Quemazón o hinchazón.

Se localiza en la zona del esternón, aunque puede despalzarse a la mandíbula, la garganta, el hombro, la espalda y el brazo o la muñeca izquierdos. Suele durar entre 1 y 15 minutos.
El dolor se desencadena tras el ejercicio físico o las emociones y se alivia en pocos minutos con reposo o nitroglicerina sublinlingual. Suele empeorar en circunstancias como anemia, hipertensión no controlada y fiebre. Además, el tiempo frío, el consumo de cigarrillos, la humedad o una comida copiosa pueden incrementar la intensidad y la frecuencia de los episodios anginosos.





 


PREVENCION
- Controlar la glucemia: hemoglobina glicosilada (HbA1C)7%, glucemia (antes de las comidas) 70-130 (después de comer):180
- Mantener buen nivel de presión arterial: TA 130/80
- Objetivos de control de colesterol: LDL 100, HDL 50  y triglicéridos 150.
- Abandono del Tabaquismo.
- Practica actividad física de forma continuada. Para ser útil, debe ser regular, con un mínimo de 4-5 veces por semana. Es especialmente aconsejable andar 30 min.diarios, las recomendaciones internacionales fijan en 150 minutos semanales. Si eres obeso, debes perder peso.
- Dieta cardiosaludable.
- Modificación del comportamiento y reducción del estres emocional. El estrés tiene un efecto perjudicial sobre la evolución de la enfermedad coronaria, ya que puede producir alteraciones indebidas de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y del ritmo de corazón. Puede ser incluso el desencadenante de una angina de pecho o de un infarto de miocardio.

TRATAMIENTO

- Controlar estrictamente factores de riesgo cardiovascular y seguir controles periódicos para prevenir la aparición de nuevos. Y si existen, hay que corregirlos.

- Tratamiento farmacológico. Todos los pacientes con enfermedad coronaria deben tomar Acido Acetil Salicílico (Aspirina) de forma crónica, diariamente y a dosis bajas (100 – 150 mg) por su efecto antiagregante plaquetario. Para mejorar los síntomas se recomiendan nitratos (vía oral, sublingual o en parches transdérmicos), betabloqueantes y antagonistas del calcio.
La elección entre una u otra depende de las características de la enfermedad: Algunos pacientes con angina son candidatos a tratamientos de revascularización coronaria, que se puede realizar mediante cirugía cardíaca de derivación (bypass) o por angioplastia coronaria (con cateterismo).

CONCLUSIONES

Las enfermedades arterioscleróticas son la causa del 80% del total de las muertes y del 75% de todas las hospitalizaciones en pacientes con DM. La DM es la causa más común de EC en personas jóvenes. Por otro lado, una elevada proporción de pacientes con DM presentaron síntomas atípicos, como confusión, disnea, fatiga, síncope, náuseas y vómitos como manifestación del IAM.
La disminución de la elevada morbimortalidad por enfermedad cardiovascular en el paciente diabético precisa un abordaje y un esfuerzo multidisciplinarios y agresivos. En un futuro próximo se dispondrá de información genética suficiente para orientar y dirigir la terapéutica de la forma más efectiva posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.