Historia de la Diabetes

La primera referencia a la diabetes se encuentra en el papiro de Ebers encontrado en 1862 en Tebas.Súsruta, describió la diabetes mellitus y a diferenciar una diabetes que se daba en los jóvenes que conducía a la muerte y otras que se daba en personas de una cierta edad.

Edad Media
Ya distinguía dos formas de diabetes: una que se dá jóvenes delgados y que no sobreviven mucho tiempo y otra en personas mayores y obesas, que claramente corresponden con la diabetes de tipo 1 y la de tipo 2. Avicena, describe la diabetes, el coma hipoglucémico.

Edad Moderna
Paracelso (1491-1541) escribió que la orina de los diabéticos contenía una sustancia anormal atribuyendo la diabetes a una deposición de esta sobre los riñones causando la poliuria y la sed.
Unos 100 años más tarde, Mathew Dobson (1725-1784) médico inglés de Liverpool, describió los síntomas de la diabetes. años más tarde otro médico inglés, John Rollo publicó sus observaciones sobre dos casos diabéticos, describiendo muchos de los síntomas y el olor a acetona y proponiendo una dieta pobre en hidratos de carbono y rica en carne, con complementos.Rollo observó que se reducía el azúcar en la sangre y consiguió una mejora de la sintomatología en algunos casos. También es de esta época la observación de Thomas Cawley en 1788 de que la diabetes mellitus tenía su origen en el páncreas.


Siglo XIX
El fisiólogo francés Claude Bernard (1813-1878) que realizó importantes descubrimientos incluyendo la observación de que el azúcar que aparece en la orina de los diabéticos había estado almacenado en el hígado en forma de glucógeno. También demostró que el sistema nervioso central estaba implicado en el control de la glucosa estimulando la médula. En 1889, Oskar Minskowski y Josef von Mering, quedó demostrado que el páncreas era necesario para regular los niveles de glucosa y estimuló a muchos investigadores a tratar de aislar del páncreas un principio activo como un posible tratamiento de la enfermedad.

En 1869 un joven médico berlinés, Paul Langerhans mientras que trabajaba en su tesis doctoral, habia observado unos racimos de células pancreáticas bien diferenciadas de las demás y que podían ser separadas de los tejidos de los alrededores. Langerhans, que entonces tenía 22 años, se limitó a describir estas células sin entrar a tratar de averiguar cual era su función.
Hubo que esperar hasta 1893, fecha en la que un médico belga, Edouard Laguesse, sugirió que estos racimos de células, que el había llamado "islotes de Langerhans" constituían la parte exocrina del páncreas. Sus ideas fueron continuadas por Jean de Meyer quien denominó "insulina" a la sustancia procedente de los islotes que debía poseer una actividad hipoglucemiante.
Debido a la Primera Guerra Mundial, las observaciones de Paulesco no fueron publicados hasta 1921. La verdad es que hasta entrados los años 20, los diabéticos tenían pocas posibilidades de sobrevivir. Las dietas anoréxicas promovidas por el diabetólogo bostoniano Frederick M. Allen, solo conseguían prolongar en unos pocos meses la vida.

Siglo XIX. William Prout (1785-1859) asoció el coma a la diabetes; el oftalmólogo americano, H.D. Noyes observó que los diabéticos padecían una forma de retinitis y Kussmaul (1822-1902) describió la cetoacidosis.
 
Descubrimiento de la Insulina
La insulina fué descubierta en el verano 1921 por Sir Frederick Grant Banting, realizados en la universidad de toronto con John J. R. MacLeod.
Charles Best, estudiante de Química fué el encargado de aislar la presunta proteína.







Banting y Best ligaron el conducto pancreático y obtuvieron un extracto de páncreas libre de tripsina, comprobaron que la administración del extracto de páncreas anulaba la glucosuria.

Y aqui se descubrio la Insulina, por este gran descubrimiento recibieron el Premio Nobel de Medicina, en 1923.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada