Lipodistrofia Insulínica


Las inyecciones de insulina pueden causar pequeñas lesiones en la piel llamadas lipodistrofias cuando se inyectan repetidas veces. Debemos cambiar los sitios donde nos pinchamos, utilizando por ejemplo el vientre para las inyecciones de la mañana y los brazos o los muslos para las inyecciones de la tarde. La utilización de las mismas áreas del cuerpo para las inyecciones de rutina disminuye la posibilidad de alteraciones de los tiempos y en la acción de la insulina.
Un 48% de los participantes que se inyectaban insulina tenían lipodistrofias.

Zonas de rotación


Es una buena idea rotar los lugares de inyección para evitar lipodistrofia. Zonas del cuerpo para inyectar, El abdomen, los glúteos, los antebrazos y los muslos de las piernas.
  • Más rápido en el abdomen.
  • Más lento en los brazos.
  • Más lento en las piernas.
  • La más lenta en los glúteos.
Inyectar en brazos o abdomen para desayunar o almorzar conseguirás que la insulina trabaje más rápido.
Inyectar en piernas y glúteos la insulina de la cena y recena conseguirás cubrir mejor la noche, sin problemas de reacciones hipoglucémicas. Cada persona es distinta.

Factores que influyen en el  efecto de la insulina
  • Aumentado por: Calor ejem. Sauna, hidromasaje, o fiebre.
  • Disminuido por: Frío, ejem. Baño frío, fumar, deshidratación.
  • Zona de inyección.
  • Ejercicio: Aumenta la absorción de la acción de la insulina después de haber terminado el ejercicio, particularmente si la inyección es intramuscular.
  • Masaje en la zona de inyección.
  • Grasa del tejido subcutáneo.
  • Inyectar en lipodistrofias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.